La quinta y sexta enfermedad

Te contamos de qué se tratan estas dos enfermedades para que sepas a qué te enfrentas  si se presentan.


La quinta enfermedad es otra de las enfermedades exantemáticas que, a menudo, sufren los bebés y los niños. Es más frecuente en verano y está provocada por el Parvovirus B19.

Síntomas
• La erupción aparece en el rostro y, después, en los brazos y muslos.
• El exantema puede reaparecer, incluso después de una primera fase de remisión, por lo que esta enfermedad puede confundirse con una alergia.
• La exposición al sol suele aumentar la erupción.  

Complicaciones
• No las hay.

Contagio
• Se produce a través de la saliva durante la semana que precede a la erupción, y el riesgo desaparece cuando surgen las vesículas.

• Dura 1-2 semanas. Se cura sola y proporciona inmunidad.
 
Prevención
• No existe una vacuna.  

Tratamiento
• Tan sólo se debe combatir la fiebre y el prurito.  


La sexta enfermedad, causada por el virus Herpes VI,  afecta al niño antes de los dos años, provocando fiebre que puede elevarse por encima de los 39 grados.

Síntomas
• Después de tres días de fiebre, baja la temperatura y aparece la erupción, caracterizada por puntitos de color pálido en el tórax y la cara. Desaparece en un día.

Complicaciones
• No las hay.

Contagio
• La causa es el virus Herpes VI, que con frecuencia es transmitido al pequeño por un adulto portador sano. Durante los seis primeros meses, el niño está protegido por los anticuerpos maternos.  

Prevención

• No existe ningún método preventivo.  

Tratamiento
• Sólo antitérmicos, para hacer bajar la fiebre.

Fuente: http://www.mibebeyyo.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

¿Cuánto ve el recién nacido?

Anemia en los niños, importancia del hierro


Comentarios (1)Add Comment

pequeño | grande

busy