Trastornos emocionales en pre-adolescentes y adolescentes
Hay muchos términos para describir problemas emocionales, mentales o del comportamiento. En la actualidad, éstos están calificados de trastornos emocionales.



El Acta para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) define el trastorno emocional como: …"una condición que exhibe una o más de las siguientes características a través de un periodo de tiempo prolongado y hasta un grado marcado que afecta adversamente el rendimiento académico del niño.
(A) Una inhabilidad de aprender que no puede explicarse por factores intelectuales, sensoriales o de la salud.
(B) Una inhabilidad de formar o mantener relaciones interpersonales satisfactorias con sus padres y maestros.
(C) Conducta o sentimientos inapropiados bajo circunstancias normales.
(D) Un humor general de tristeza o depresión.
(E) Una tendencia a desarrollar síntomas físicos o temores asociados con problemas personales o escolares.
Esta definición incluye a los niños con esquizofrenia. Los niños que se han identificado como socialmente inadaptados (con excepción de los niños con trastornos emocionales) son excluidos de esta categoría.

El Uso del Término “Discapacidad”
El término “discapacidad” fue aceptado por la Real Academia Española de la Lengua hace varios años y aparece en el diccionario de la lengua española de la misma.
Otros términos quizás más comunes, como por ejemplo, “incapacidad” o “minusvalía” pueden dar a entender que las personas con discapacidades son personas “sin habilidad” o de “menor valor.”
En comparación, “discapacidad” quiere decir una falta de habilidad en algún aspecto específico. El uso del término reconoce que todos los individuos con discapacidades tienen mucho que contribuir a nuestra sociedad.

Incidencia
Cientos de miles de niños y jóvenes con trastornos emocionales reciben atención  todos los años, pero se cree que, hay muchos más que lo necesitarían, al no prestarles la ayuda necesaria, este problema  se convierte en un problema mayor en el trascurrir de los años

Características
Hasta el momento, las causas de los trastornos emocionales no han sido adecuadamente determinadas. Aunque algunas causas pueden incluir factores tales como la herencia, desórdenes mentales, dieta, presiones, ambiente académico, y el funcionamiento familiar, ningún estudio ha podido demostrar que alguno de estos factores sea la causa directa de los trastornos emocionales o del comportamiento. Algunas de las características y comportamientos típicos de los niños con trastornos emocionales incluyen:
•    La hiperactividad (la falta de atención, impulsividad);
•    Agresiones/un comportamiento que puede resultar en heridas propias;
•    Retraimiento (falta de iniciar intercambios con los demás; el retiro de los intercambios sociales; temores o ansiedades excesivas);
•    Inmadurez (el niño llora en ocasiones inapropiadas; temperamento; habilidad inadecuada de adaptación);
•    Dificultades en el aprendizaje (rendimiento académico por debajo del nivel correspondiente al grado).
Los niños con los trastornos  emocionales más serios pueden exhibir un pensamiento distorsionado, ansiedad, actos motrices raros, y un temperamento demasiado variable. A veces pueden llegar a ser identificados como niños con una psicosis severa o con esquizofrenia.
Muchos niños que no tienen un trastorno  emocional pueden experimentar algunos de estos comportamientos durante diferentes etapas de su desarrollo. Sin embargo, cuando los niños tienen trastornos emocionales, este tipo de comportamiento continúa a través de largos períodos de tiempo. Su comportamiento nos indica que no están bien dentro de su ambiente o entre sus compañeros.

Entendiendo los diferentes Desórdenes
Los trastornos emocionales no son iguales, aunque IDEA ofrece una definición y una descripción del término. Cada uno tiene sus propios síntomas, manifestaciones, y tratamientos. Por eso, es importante la evaluación del mismo.
Por ejemplo, la Academia Estadounidense de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (AACAP) clasifica los diferentes tipos de desórdenes en diferentes epígrafes:
•    Desórdenes de Ansiedad
•    Trastorno Bipolar
•    Depresión
•    Trastorno de Oposición Desafiante
•    Desastre (que se enfoca en tratar los efectos emocionales que un desastre pueda tener al bienestar de los niños).
Pero estas generalidades no definen el problema de un niño, ya que cada niño es único, y por lo tanto cada problema también necesita de una atención personal.

Implicaciones Educacionales
Una de las principales decisiones, y quizá la más dura de aceptar, es la necesidad de un Terapeuta para ayudarnos con nuestros hijos, pero no olvide que no vencer esta dificultad, cuanto antes mejor, puede implicar un agravamiento del problema, muchas veces hasta un punto muy complicado o incluso con un retorno muy difícil.
Otro punto ha descubrir es si requiere de “educación especial”.
Hablando en general, los programas educacionales para los niños con trastornos emocionales deben incluir atención que aporte apoyo de comportamiento y emocional, así como que ayuda para dominar el ámbito académico y el social, que aumente la auto conciencia, el auto control, y la autoestima.

Consideraciones importantes
Es pues muy conveniente que las familias que observen alguna anomalía en el comportamiento de su hijo, o en el rendimiento escolar, o en una actitud exagerada en su negativa a acudir al centro académico, busquen la ayuda de un Terapeuta para valorar el estado psico emocional del niño,  quizá con un poco de ayuda supere el problema, con lo que evitaremos el agravamiento, o nos orientará hacia una terapia más completa, o incluso en la necesidad de tomar medidas más drásticas.
Todos conocemos los “peligros” que acechan hoy a los jóvenes, no nos podemos permitir el pensar “el mío no”, Hay que ser conscientes de:
•    El gran número de pre-adolescentes y adolescentes que abusan del alcohol, y el daño que provoca en una persona en época de crecimiento, las consecuencias de este problema van a ser catastróficas en un futuro cercano.
•    El gran número de embarazos “no deseados”, pero inconscientemente buscados, para provocar un caos, como medio para gritar y pedir ayuda
•    El consumo de droga.
•    La gran epidemia de esta sociedad es: “los trastornos emocionales”, que aunque se disparen por problemas de “adultos”, son como fruto de la estructura cognitiva formada en la niñez.
•    El número de suicidios en jóvenes es escalofriante.

Tenga en cuenta que muchas veces el niño necesita un Terapeuta, simplemente como “hermano mayor”, para expresar y resolver los problemas que no puede plantear a sus padres, o para buscar un “neutral” entre el conflicto que siente o vive con sus padres.

La Importancia de Apoyo
Hoy en día se reconoce que tanto las familias como los niños necesitan apoyo, cuidado para dar respiro a los padres, servicios intensivos para el manejo del caos, y un plan de tratamiento que incluya la participación de varias agencias.
Muchas comunidades, incluso gobiernos, están preparándose para proveer estos servicios, y cada día más agencias y organizaciones trabajan para establecer servicios de apoyo en la comunidad.


Fuente: www.psicoterapiaemocional.es

¿Te interesó este artículo? Leé más notas sobre psicología en niños y adolescentes

Comentarios (3)Add Comment

pequeño | grande

busy